Cooperativa viviendas Trece Rosas

Cooperativa viviendas Trece Rosas

La Cooperativa se asienta en una de las parcelas del polígono residencial surgido en los años 90 de la urbanización del entorno de la Ermita de Santa Marta, junto al Monte de Conxo.

En la ordenación propuesta por el planeamiento urbanístico vigente, las edificaciones de uso residencial se desarrollan en bloques abiertos en forma de U abrazando patios interiores de uso privado.

Respetando esta configuración, la edificación se plantea como la traslación de las manzanas compactas del tejido residencial compostelano, aprovechando que al desarrollarse un único uso (residencial) es posible dar un tratamiento unitario al volumen desde la altura de la calle hasta la cubierta.

Como resultado se propone una edificación sobria y compacta, cuya fachada se organiza a través de una retícula homogénea de huecos en toda su superficie.

A partir de ese ritmo constante, se reconoce la distribución interior de las unidades de vivienda, mediante pantallas de granito silvestre que se insertan en cada uno de los huecos, dejando el resto de su superficie totalmente abierta y acristalada, singularizando un elemento practicable en cada estancia, la ventana.

De este modo se conforman los grandes lienzos de fachada, en el que un orden general se va matizando, hueco a hueco, vacío a vacío, por la realidad que se esconde detrás de cada uno de ellos.

Un solárium, una zona de juegos infantiles, un jardín y una piscina llenarán de contenido los espacios abiertos, junto con otros más resguardados, a la sombra, complementados por un espacio cerrado multiusos y un salón infantil.

En la planta baja se desarrolla una zona común que se pretende como auténtico salón de estar de todos los usuarios de la edificación.

El acceso desde el exterior se realiza a través de un espacio abierto en relación visual continua con el jardín comunitario hasta los portales de acceso a las plantas altas.

Para la zona de descanso se planteó un sistema compuesto por una serie de cestas metálicas modulares que pueden ser usadas como mesa baja, contenedor de almacenaje o como estructura de asiento.

Para equipar este espacio se contó con la colaboración del estudio Cenlitrosmetrocadrado que desarrollaron un sistema de mesas y bancos de estructura metálica y superficies de madera pensados para ser usados tanto en el interior como en el exterior.

La edificación se conforma así hasta llegar a la cubierta donde rompe su regularidad formal para ofrecer todas las posibilidades que le proporcionan la altura y las vistas.

Aquí se van a crear una serie de espacios-jardín vinculados a las viviendas dúplex, a las que se dotan de rincones privados ajardinados con un soleamiento y unas vistas privilegiadas hacia el sur de la ciudad.

Se recrea de este modo un conjunto de imagen laberíntica de remate de la edificación, característica de las manzanas residenciales, aunque aquí condicionado por el volumen máximo permitido.

Carbajo y Barrios Arquitectos Asociados SLP

Despacho profesional fundado en el año 2000 por los arquitectos Manuel Carbajo Capeáns (Santiago de Compostela, 1973) y Celso Barrios Ceide (Lugo, 1973).

Actualmente, completan el equipo de trabajo David Camiño Quintela, Laura Pardo Ponte y Beatriz Asorey Mera.